.

"Centro di Spiritualità"


El Centro de Espiritualidad para jóvenes comenzó en 1982 por iniciativa de la Iglesia Católica, específicamente de la diócesis de Rottenburg-Stuttgart (Alemania) y de la Provincia Scalabriniana, en colaboración con las Misioneras Seculares Scalabrinianas.

De la experiencia de este Centro nacieron otros Centros internacionales en Solothurn (Suiza), en Milán (Italia), en São Paulo (Brasil) y en la Ciudad de México.

  • Los Centros internacionales son espacios de formación (especialmente) para jóvenes (de 16 a 28 años) de diferentes nacionalidades que buscan favorecer la acogida de cada persona en su diversidad
  • Los Centros tratan de contribuir con la sociedad en la sensibilización sobre temas referentes a la migración y a la convivencia entre personas de diferentes idiomas, culturas y religiones. En una sociedad donde la primacía de la globalización tiende a uniformar, a aislar y a marginar, la propuesta formativa de los Centros pone al centro la persona, las relaciones y la comunión entre las diversidades.
  • Los Centros se inspiran en la intuición profética de J.B. Scalabrini (1839-1905), obispo de Piacenza, que en el camino de muchos migrantes supo vislumbrar con los ojos de la fe un germen de futuro: A través del encuentro no siempre fácil entre las culturas y mentalidades se prepara un mundo nuevo donde las personas y los pueblos descubren pertenecerse unos a otros en la única familia de la humanidad.


Caminando con otros jóvenes...

La BÚSQUEDA de FE se alimenta en la escucha de la Palabra de Dios, en la oración y en el intercambio abriéndose a los desafíos de nuestras sociedades plurales.
.
Los encuentros se caracterizan por estas tres notas:

la internacionalidad, el encuentro con los migrantes y la comunión de los bienes.


 .Las propuestas formativas son:

 

  • Encuentros internacionales mensuales: jóvenes abiertos a diferentes culturas e idiomas se encuentran (cada tercer domingo del mes de las 3:30 a las 6:00 pm) para descubrir que es posible vivir relaciones nuevas en la acogida reciproca y rebasar fronteras; a través del diálogo, de la búsqueda de la fe, del compartir, etc.
  • Encuentros de una semana (campo) o un fin de semana (mini-campo)
  • Experiencias compartidas con migrantes y refugiados.
  • Fiestas internacionales anuales: Scalabrini-Fest di primavera (en Solothurn, Suiza) y Scalabrini-Fest der Früchte (en Stuttgart, Alemania). Un punto de encuentro para jóvenes, niños y adultos que desean colaborar por un mundo más acogedor.
  • Otros encuentros para grupos parroquiales, asociaciones, escuelas y universidades, testimonios e impulsos de profundización, conciertos de la Scalabrini Band...

Este camino de formación tiene como propósito apoyar las iniciativas ya existentes en las diferentes iglesias locales, poniéndose al servicio del crecimiento de la catolicidad -dimensión constitutiva de la Iglesia-, que acogiendo a las personas de cada cultura y procedencia indica y testimonia el amor universal del Dios de Jesús.